Translate

sábado, 3 de octubre de 2015

BIOFLUORESCENCIA


El fenómeno de biofluorescencia se da cuando un organismo capta y absorbe la radiación electromagnética de una longitud de onda determinada y posteriormente la altera y transforma para emitirla en una longitud de onda diferente.

La existencia de biofluorescencia ya se conocía en especies marinas como corales, medusas, cnidarios y copépodos. Posteriormente surgieron estudios en peces y recientemente se ha detectado la presencia de la primera tortuga marina biofluorescente. El ejemplar se trata de una tortuga Carey (Eretmochelys imbricata), una especia amenazada y ha sido descubierta por investigadores en aguas de las Islas Salomon.

En el caso de los peces, gracias a unas proteínas fluorescenes situadas en las capas más externas de su piel, estos absorben la luz para posteriormente re-emitirla en tonalidades verdes, rojas y naranjas.
La biofluorescencia puede ser utilizada para atraer a las presas, para defensa, el camuflaje y con fines reproductivos.

Imagen de Biofluorescencia. En la biofluorescencia el organismo refleja una luz externa, en cambio en la bioluminiscencia el organismo genera luz própia.



Sparks JS, Schelly RC, Smith WL, Davis MP, Tchernov D, Pieribone VA, et al. (2014) The Covert World of Fish Biofluorescence: A Phylogenetically Widespread and Phenotypically Variable Phenomenon. PLoS ONE 9(1): e83259. doi:10.1371/journal.pone.0083259. Image by: GrrlScientist (Creative Commons Attribution)

La biofluorescencia es diferente del fenómeno de bioluminiscencia. La bioluminiscencia es el mecanismo mediante el cual, algunos organismos producen luz propia gracias a la producción de luciferina. Esto sucede mediante reacciones químicas que tienen lugar en el interior de los fotóforos. Organismos como los dinoflagelados o las luciérnagas producen bioluminiscencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CURIOSA BIOSFERA, IMAGES BY KALAEVA