Translate

viernes, 7 de agosto de 2015

LOS NUDIBRANQUIOS


Los nudibranquios, son un tipo de babosas de mar que poseen colores y formas llamativas. Son moluscos gasterópodos y habitan en los océanos de todo el mundo. La clase gasterópoda incluye caracoles marinos y terrestres, babosas marinas y terrestres, lapas, ángeles, orejas y liebres de mar.




Existen dos tipos principales de nudibranquios con características diferentes; los doriáceos, con branquias en su parte posterior y los aeolidáceos, con unos apéndices en el dorso llamados ceratos.


NUDIBRANQUIO DORIÁCEO
Chromodoris sp
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

NUDIBRANQUIO AEOLIDÁCEO
Flabellina exoptata
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Los nudibranquios, como todos los gasterópodos, se mueven mediante un pie muscular.

Chromodoris Kuniei
 Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)


Los doriáceos poseen una capa gruesa que se extiende sobre el pie y recubre la superficie dorsal, muchas veces recubierta por espinas defensivas o tubérculos. En la superficie de esta capa, los tubérculos pueden varían en tamaño, forma y número, lo que se utiliza para identificar a estas criaturas.


Chromodoris kuniei Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)


Los aeolidáceos poseen ceras o ceratos en su parte dorsal. Se trata de unas prolongaciones tubulares filamentosas que surgen de la expansión de su capa, las cuales contienen fluidos de su sistema circulatorio.


Janolus fuscus
Image by: Minette Layne (Creative Commons Attribution)


Danaë
Image by: Minette Layne (Creative Commons Attribution)

Janolus fuscus
Image by: Minette Layne (Creative Commons Attribution)


En el extremo de los ceratos, se encuentra un abultamiento que contiene el cnidosaco, estructura en la cual se almacenan los cnidocistos defensivos. Los nudibranquios ingieren los cnidocistos de las medusas e hidrozoos y después los acumulan en los extremos de los ceratos.


Janolus fuscus
Image by: Minette Layne (Creative Commons Attribution)


Limacia cockerelli
Image by: Minette Layne (Creative Commons Attribution)


En la parte dorsal de estos caracoles sin concha, también se encuentran dos estructuras importantes, los rinóforos y las branquias.

Los rinóforos parecen una pareja de antenas, pero no lo son. En realidad son los órganos olfativos que captan sustancias disueltas en el agua. Se utilizan para localizar comida o a otros miembros de la misma especie en la época de reproducción. Los rinóforos pueden tener diferentes formas, formando laminillas, en forma de pluma y generalmente en capas para tener una mayor quimiorrecepción. Moviendo la cabeza hacia delante y hacia atrás, el nudibranquio puede rastrear la ubicación de su presa.


Nembrotha Cristata
 Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)


Ante el ataque de otro animal, los rinóforos pueden perderse fácilmente. Por eso, algunas de estas coloridas criaturas han desarrollado una especie de vaina o la capacidad de retraerlos.


Phyllidia varicosa 
Image by: Steve Childs 
(Creative Commons attribution)


Las branquias son las estructuras respiratorias de los opistobranquios y en general de todos los organismos marinos. En estos invertebrados marinos están situadas en la parte posterior dorsal, en forma de plumero. Son estructuras ramificadas muy irrigadas donde es posible el intercambio gaseoso, aunque en los nudibranquios puede ser posible el intercambio en toda la superficie corporal.

Chromodoris Willani
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)


Chromodoris verrieri
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Chromodoris geometrica 
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Los nudibranquios se alimentan mediante una estructura denominada rádula. Son mayoritariamente carnívoros  pero algunos comen algas. Muchas especies son muy específicas de su presa y suelen vivir sobre ella. Entre su dieta figuran esponjas, anémonas, percebes, hidrozoos, briozoos y corales. Algunos también se alimentan de algas y de otras babosas de mar.


Janolus sp
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)



Estos organismos marinos se desprenden de sus conchas después de su estadío larval.


Glossodoris hikuerensis
Image by: Steve Childs 
(Creative Commons Attribution)


Los aeolidácos no tienen branquias pero los ceratos, de forma secundaria tienen esta función.


Flabelina
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Los ojos de estos moluscos gasterópodos suelen ser invisibles. Son pequeñas esferas o manchas negras  dentro de la piel, situados en la superficie del cerebro. No son capaces de captar imágenes, tan sólo cambios entre luz y oscuridad.


Tambja Morosa
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribute)

Kune's Chromodoris
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

En su etapa larval, los gasterópodos se someten a un proceso de torsión mediante el cual, la parte superior de su cuerpo gira 180 grados en su pie. Esto resulta en la colocación de las branquias y el órgano excretor digestivo por encima de la cabeza. Los gasterópodos se han adaptado en una variedad de maneras de evitar contaminar el agua de la respiración con sus propios desechos.
Debido a la torsión, estos gasterópodos con colores increíbles, cuando son adultos son asimétricos en forma.


Hyps_purpureomaculosa
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Los nudibranquios, son bonitos pero pueden resultar peligrosos. Tienen coloración aposemática, lo que nos indica su peligrosidad. El aposematismo se da en algunos organismos y es la presentación de rasgos llamativos a los sentidos con la finalidad de ahuyentar a los depredadores.

Polycera abei
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Los doriáceos tienen su superficie dorsal cubierta por un manto plano y grande donde se encuentran unas pequeñas espinas defensivas o tubérculos.

Chelidonura hirundinina
Image by: Steve Childs 
(Creative Commons Attribution)


Muchos gasterópodos como caracoles y lapas tienen una concha donde esconderse. Los nudibranquios no tienen, pero algunos pueden tener una concha interna hecha de proteína.

Sagaminopteron psychedelicum
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Encontrar nudibranquios no suele ser difícil. Los podemos encontrar en mares locales, como es el caso del colorido Hypselodoris picta, presente a lo largo de las aguas españolas. 


Hypselodoris picta webbi
 Image by: Philippe Guillaume (Creative Commons Attribution)

En la evolución de estos seres de colores vivos, la perdida de la concha está relacionada con la presencia de mecanismos de defensa basados en productos químicos derivados del alimento. Estos han sido elaborados gradualmente, hechos cada vez más eficaces y en ocasiones llevando a la síntesis ‘de novo’ independiente de la dieta.

Glossodoris rufomarginata
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Especialmente en los doriáceos, la cabeza puede ser difícil de distinguir.

Flatworm
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Los nudibranquios son hermafroditas. En su lateral derecho poseen el poro genital, mediante el cual se acoplan. Tras la fecundación ponen miles de huevos unidos en una cinta gelatinosa en forma de espiral.



Los nudibranquios también tienen tentáculos orales para reconocer el terreno de desplazamiento, aunque se cree que pueden captar olores como los rinóforos. Son cortos en los doriáceos y más largos en los aeolidáceos.

Hypselodoris purpureomaculosa
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribute)

Hypselodoris
 Image by:
 Steve Childs (Creative Commons Attribution)


Gymnodoris impudica
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Debido a su toxicidad muchas criaturas del mar los evitan, pero aún así ellos pueden ser presas de algunos animales marinos.

Mexichromis multituberculata
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)


Hypselodoris infucata
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Los pequeños nudibranquios son unas extraordinarias criaturas que no se deben tener en cautividad.
El cautiverio los hace morir de hambre o bien tampoco duran debido a un ciclo vital muy corto, que dura entre un mes y un año. Además, este hecho promueve la captura de estos ejemplares en su hábitat natural.

R.apogema
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

C.collingwoodii
Image by: Steve Childs (Creative Commons Attribution)

Thoruna daniellae
Image by: Steve Childs (Creative Commons Atribution)







No hay comentarios:

Publicar un comentario

CURIOSA BIOSFERA, IMAGES BY KALAEVA